domingo, 23 de agosto de 2015

Rafting en la Noguera Pallaresa


Guillermo Pelo Seta, alias "Tronchín" Ya palea en grado 3, pero nunca había bajado por un grado 4.
Nos desplazamos hasta el rio Noguera Pallaresa para descenderlo pasando por la poblaciones Llavorsí, Rialp y Sort en la provincia de Lérida, en el corazón de los pirineos catalanes.
A sus 13 años, para bajar en kayak 4º grado todavía es pronto, pero puede hacerlo desde un raft acompañado de nuestro amigo David "El Tuercas" experimentado guia de la empresa de aventura Aiguadicció de Rialp(Rafting, Kayak, Canoraft, Hidrospeed....)
Aquí tenemos al Tuercas dando unas nociones básicas para emprender la aventura. 

Tronchín con el Tuercas al mando y el resto del equipo.

El paso de la lavadora es el primer paso importante que encontramos y ....
...que ya nos hace sospechar lo que nos espera.
Con un vuelco en una zona tranquila los tripulantes se refrescan....
...y practican como volver de nuevo a la nave. 

De pronto el rio se vuelve loco y... 
...comienza un acelerado y movido descenso.
Después de cada rápido el rio se toma un respiro para que cojamos aliento y....
....de nuevo al galope sobre estos desbocados caballos de goma que cabalgan sobre espumosas montañas.

Un desenfrenado recorrido que nos despierta a la vez momentos de tensión, relajación y .....
...deseo de volver a galopar el próximo rápido que....
.. ya vemos delante nuestra con una erupción de salpicaduras hacia el cielo.
Las crestas de las olas se levantan, no sabemos si ......
....desafiándonos a atravesarlas o.....
..... invitándonos a acompañarlas en tan enloquecido paseo.
Volvemos a tener un momento de relax antes de que los guias vuelvan a la lucha por mantener la dirección de la embarcación y.....
...los tripulantes vuelvan a palear con firmeza para que la nave avance con energía renovada. 
La bajada va llegando a su fin....
...los viajeros fluviales han cambiado una buena dosis de adrenalina por .....
....otra de emoción y diversión.
Una aventura genial para primavera o verano......
.....probadla y repetiréis.
En la próxima aventura Tronchín (Guillermo Pelo Seta) baja en kayak por el Noguera.

lunes, 17 de agosto de 2015

La Cerrada del Castril

Castril, no sé muy bien si es el pueblo que da nombre al río, o el río que da nombre a la Sierra, o la Sierra que da nombre al pueblo, lo que si sé es que la población de Castril se encuentra en la Sierra de Castril por donde discurre el río Castril, situado al norte de la provincia de Granada y lindando con el Parque Natural de Cazorla.
Esta es la primera vez que tiene lugar esta concentración y ha habido una reducida afluencia debido a que por motivos ajenos a su voluntad lo han tenido que preparar deprisa y corriendo sin apenas tiempo casi ni para anunciarlo.
La Cerrada del Castril sorprende gratamente al viajero que llega por primera vez al ver el recorrido peculiar por el que discurre el río.
El recorrido es corto, menos de 1 Km, por lo que habrá que repetirlo mas de una vez.
 Comenzamos en un área recreativa muy bien combinada con el entorno natural.
Al poco de empezar encontramos una rampa con un puente al fondo... 
 ...un puente muy ancho....
...mas que ancho yo diría largo y oscuro pero con luz al fondo.
Una vez salimos de las penumbras paramos para observar el paso del río con mayor dificultad de ejecutar.
 Una vez analizado unos deciden portear y otros probar suerte
Yo eligo probar suerte
 ¡¡¡Que mala suerte!!!
Seguimos con un salto .....

 ...y un pequeño caos de piedras ....

 ...que acaba en otro pequeño salto.


 El río se vuelve mas suave
 Un puente colgante sirve de palco al publico
 Llegamos a otra rampa en la que disfrutamos como los críos en el tobogán del parque.


 Al final del recorrido la organización tiene preparado un camión en el que subir los kayaks de nuevo hasta el embarque mientras que nosotros regresamos por un pintoresco y divertido camino.

 Pasamos un túnel excavado en la roca....
 ...después un puente que atraviesa el río y se mueve como un flan...
 ..y por ultimo una pasarela anclada lateralmente en la pared del pequeño cañón donde se va instalando la gente para vernos pasar.

2ª vuelta dispuesto a hacerlo mejor
 Después de volverlo a estudiar eligo otra linea y localizo donde dar la palada decisiva.
....y esta vez sale bien.
A pesar de la estrechez y de las limitaciones del río un raft avanza a base de paladas y empujones.
 El publico se amontona en los puentes y pasarelas....
...sus gritos de ánimo nos excitan y nos trasmiten energía y fortaleza para afrontar los pasos....
 ...y allí voy yo hacia el salto, con nervio, hincando con firmeza la pala en el agua y propulsándome con una potencia desmesurada para .......
 ......hacer el ridículo de nuevo.

 Continuamos el descenso encantados de ser los protagonistas de esta película que a tanto publico seduce.
 En la rampa se ha hecho amiga nuestra y ya vamos con mas confianza.
3ª vuelta...a ver si consigo no mojarme la oreja.
 Después de una mala y otra buena en el paso crítico el contador marca 2-1 a mi favor
 Proseguimos sin demorarnos pues en breve cortaran el agua de la presa.
 El hueco que se ve el pared de la derecha es un sifón que aunque es difícil irse allí hay que tenerlo presente...
 ...haciendo el paso por el centro derecha....

 De nuevo en la rampa en la que no te cansas de tirarte.


 Autentico tronchapalas andaluz
 De vuelta al embarque las aguas de cauce han mermado considerablemente.
 Agradeciendo a los anfitriones su cálida invitación y acogida os animo a acercaros a conocer este apartado rincón de Andalucia donde fuimos premiados con un picoteo, camisetas, un pequeño sorteo.....
 ...una estupenda paella...
 ....buena compañía....
 ...y cerveza para todos.

 La Peña de Castril en lo más alto alberga un castillo de la época almohade desde donde se puede contemplar una visión de 360º, los altos de la Sierra de Castril tras los muros que forman la Cerrada del embalse del Portillo, el discurrir del río, la altiplanicie granadina y el propio pueblo en su base.
 Estrechas callejas típicas de pueblo andaluz con sus casas de fachadas blancas adornadas con flores de colores vivos.

 De vuelta a casa exaltados, inquietos, nerviosos y cargados de energía para el próximo río.