jueves, 15 de enero de 2015

Paleandro en el Landro entre eucaliptos gallegos

Antes de entregarse al mar tras los puentes de Viveiro las aguas del Landro saltan y bailan entre los eucaliptos Gallegos.
El eucalipto gallego ocupa casi un tercio de la masa forestal de Galicia dejando cada vez menos espacio para las especies autóctonas.
El 50% del territorio nacional ocupado por eucalipto se encuentra en Galicia.
 Con tanto eucalipto no seria raro ver algún koala algún día por estas latitudes.
Koala remador
Era primeros de Diciembre, el río Landro nos ofrece una vistosa y exuberante vegetación ribereña.
Los arboles que emergen entre una maraña de helechos comunes y reales se visten con enredaderas de hiedra y se cubren de musgo dejando impreso en nuestras retinas una estampa de múltiples tonalidades verdes junto a las ocres y marrones del otoño, y junto a los azules, rojos, naranjas, amarillos, etc. de nuestros kayaks y equipos.
Estos arboles a veces caen sobre el cauce quedando desnudos y convirtiéndose en obstáculos que tenemos que evadir.
Después de portear esta presa el río se empieza a animar.
 Vamos dejando atrás arboles caídos que nos dificultan el camino....
....y peñascos,....
 
....rampas...
...y destrepes...
...que nos alegran el descenso.
Dani y Gonzalo, cada uno por su lado.
Alberto partiendo piedras.
Yo.
Una rampa donde se concentra la mayor parte del caudal.....
...para ser dividido por esta piedra al final del paso.
Este salto (foto de hace un par de años) no lo pudimos hacer al haber un árbol caído con las ramas invadiendo la salida del paso.

Asegurando el paso de la marmita.
Alberto
David
Javi Tronchapalas 
Dani
Saúl
Gonzalo
El descenso del río llaga a su fin.
El equipo.
Dos días después tres de nosotros repetimos el río junto con Mariano que aquí le tenemos en el paso justo antes de la marmita.
Esta vez, como sólo eramos cuatro, nos fuimos turnando para asegurar el paso.
Dani ante las fauces de la marmita.
Yo, culminando la palada decisiva para resolver la situación favorablemente.
David, olvidando la palada pero saliendo triunfante de entre la blanca espuma.
(En la foto del dia anterior sale mejor)
Mariano, ejecutando el paso como yo le he enseñado 
Recogiendo la seguridad.
En varios sitios los arboles caídos dificultaban el paso.

Nuestro koala particular, Cris encaramada a un árbol para sacar mejores fotos.
Bosque de eucaliptos en el desembarque del río
Y ya sabes si tienes tos, gripe, asma, catarro o enfermedades que afecten a las vías respiratorias haz uso del eucalipto como planta medicinal.
La forma mas habitual de consumirlo es mediante vahos,poniendo unas hojas de eucalipto en agua hirviendo y aspirando los vapores cubriéndonos la cabeza con una toalla.
Otra opción es tomar infusiones de eucalipto por la noche durante varios días.


miércoles, 31 de diciembre de 2014

Fiesta fin de año

Que hay mejor que acabar el año ampliando tu circulo de amigos, disfrutando de un día espléndido y haciendo un poco de ejercicio antes de llenar el buche.
Hay un grupo que ultimamente están aprovechando al máximo la posibilidad que ofrece el Alberche para remar aún cuando lleva días sin llover.
Invitado a la ultima salida del año no tenia muchas ganas de ir a un río con poca agua y frío y que ya había hecho muchas veces, pero el hecho de mencionar una merendola con jamón ibérico de pata negra me hizo cambiar de opinión. 
 Así fue que en esta soleada mañana del casi recién llegado invierno estábamos en Burgohondo bajo Puente Arco para bajar el tramo más clásico del río hasta Puente Nuevo.
 El el primer paso nada más empezar nos damos cuenta de lo fría que estaba el agua.
Piraguistas con muy poco tiempo sobre los kayaks pero que les plantan cara a las gélidas aguas

 También otros que retoman la actividad después de un tiempo sin ejercer ni como paleadores ni como nadadores, Ruben y Juan, los dos primos del clan de los Menéndez.

 Tres de ellos, Ruben, David y Jorge, aborígenes del vecino pueblo de Navaluenga, que llevan realizadas en el ultimo mes unos 20 descensos del río, su objetivo para el próximo año es bajarlo con los ojos cerrados.
 Junto con el Paso del Cabezazo.....
 ....tenemos el Paso de la Isla....
 ...que son los dos donde hay que prestar mayor atención. 

 Aborigen de la zona (Ruben) sacando foto de los chupones de hielo que se forman en las ramas salpicadas por el agua
 Rafa dejando atrás otro arbusto con las ramas mas bajas rodeadas de hielo y añorando su cálida tierra levantina.

 También acudieron a esta cita otros dos valencianos que andan estos días conociendo la zona, Joan y Mónica.....
 ...que supongo que también echaran de menos aguas más templadas.
Las fascinantes ramas heladas hacían que me quedara embelesado mirando como actúa el invierno en la naturaleza. 
 Aquí estoy junto a Rafa y Ruben con los que hacia tiempo que no disfrutaba de un descenso.
Otro de mis viejos amigos, Juanito, que cada vez que lo veo con uno de sus jamones en las manos nuestra amistad se hace mayor.
 A Ruben le nombramos escanciador oficial y a Joan supervisor.
  Muy buena logística, mesas, sillas, vino, pan, por parte de los anfitriones. 
Y la visita de Mariano que aunque llegó tarde para remar no se perdió el mejor momento.
Cuando se acabó el jamón cada mochuelo voló a su olivo.
Feliz y lluvioso año a todos.