martes, 22 de junio de 2010

12. Rampas del Gandara - En busca del agua perdida

El inicio de la semana pasada fue especialmente lluvioso en la cornisa cantábrica, con varios ríos desbordados y otros a punto de desbordarse en Asturias, Cantabria y País Vasco.
¡¡¡ Cuanta agua perdida !!!
El cielo dio una tregua a las gentes del norte y los ríos comenzaron a apaciguarse y a desaguarse, al mismo tiempo en la mente de los Tronchapalas surgió la idea de que tan preciado liquido no podía perderse sin ser aprovechado y cegados por las salpicaduras de los ríos rebosantes olvidamos los queridos Pirineos y poniendo rumbo a Cantabria partimos en busca del agua perdida












Después de atravesar verdes valles y montañas llegamos al destino, el paisaje era desolador, pueblos y campos inundados.
No pudimos hacer más que presentarnos como voluntarios en Protección Civil
Nos encomendaron transportar agua potable y víveres a los necesitados.
Ibamos en patrullas de tres y llegamos a casi todas las casas
incomunicadas. Era muy gratificante ver la alegría de la gente.
Al acabar la jornada recibimos las felicitaciones de las autoridades cántabras, del presidente Zapatilla, del rey de España y Olé, del presidente de EEUU Kayak Obama, y hasta de gente del más allá, pero alguien que estaba más acá (Solsana) me dio una colleja y despertando de mi heroica siesta cargué el kayak y el resto del equipo y emprendí el viaje a Cantabria


A parte del Ebro no conocíamos los ríos cántabros, así que contactamos con Javi de Canoason.
Llegamos el viernes por la noche a Ampuero, su río, el Asón, a punto de desbordarse el miércoles, había perdido casi todo su caudal.










Al día siguiente llegaron el Linch, Luis y Gonzalo.
Javicanoason vino con Kevin, el alemán de Bilbao, y sabiendo ya que el caudal baja rápidamente salimos buscando el agua a .....






....Las rampas del Gándara,
tramo 1 de este río dividido en cuatro tramos
























Comenzamos debajo de las grandes rampas








Nada más empezar el río nos avanzaba como seria el resto del recorrido...






....rampas que nos hacían votar
como pelotas de goma




















Enseguida nos encontramos el primer salto....







...salto estrecho donde hay
que coordinar la entrada....





....donde no hay que
atravesar la pala...








...donde el alemán (Kevin)
lo hizo impecable...










...y donde yo prové
la flexibilidad de la Werner.





















El río era una sucesión
de saltos y rampas

















En esta por la derecha se baja
y por la izquierda se sube.








El pasote, un salto en rampa que se puede hacer todo entero o solo la mitad
Primera parte del Pasote
Segunda parte del Pasote Son rios muy cortos, que tienen los tramos interesantes para las aguas bravas muy cercano a su nacimiento, por lo que cuando deja de llover pierden su caudal rapidamente.
Por la tarde fuimos a echarle un ojo al Asón, río que nace de golpe de una cavidad en la pared,...

...pero ya no tenía agua suficiente, y en lugar de calzarnos el neopreno, chaleco y casco, nos calzamos un cocido montañés y un buen chuletón

A una hora de camino (100 Km) se encuentra....
Bárcena Mayor, típico pueblo montañés, muy cuidado y bonito y muy orientado al turismo.








Muy cercano el río Saja, que al verlo alguien dijo: "esto es un meao" otro río con el agua perdida.
Por suerte, la noche fue pasada por agua y pudimos remar el Saja aunque con el caudal justo.
Embarcamos algo mas arriba de Saja (pueblo)


El río se pone interesante al pasar el pueblo, coje desnivel y nos hace ir sorteando las numerosas piedras que se reparten por el cauce

































De vuelta a casa hay que
ceder el paso a los anfibios....







....que son muy grandes y van al galope.







Agradecimientos al amigo Javicanoason
por mostrarnos tan bonitos parajes

Mas fotos en javicanoason.blogspot.com