miércoles, 20 de marzo de 2013

55. Rio Pelayo

En este lluvioso invierno, mientras que la mayoría de los mortales tristes y melancólicos contempla la lluvia através de los cristales arropados por el calor que ofrece el hogar.....
.....una minoría de intrépidos piraguistas alegres y risueños reciben la lluvia en sus rostros abrigados por el calor que ofrece el poderío de un combate fluvial.

En este año se están abriendo nuevos ríos o tramos que pocas veces llevan el caudal suficiente como es el caso del río Pelayo.

Embarcamos mas abajo de Guisando donde por mas que busquemos no encontraremos los famosos Toros de Guisando que reciben el nombre por el cerro en el que se encuentran, Cerro de Guisando, a 80 km, en el Tiemblo también provincia de Avila
Gonzalo en el inicio justo antes del salto que da comienzo a la sección del río que acaba uniéndose al Arenal
Aitor en el salto con cuidado de ir bien por el centro
Silvia en los primeros pasos de este rio con un desnivel continuo. 
El río ofrece bonitos pasos y pocas y pequeñas contras donde parar.
Aitor
Mariano en el mismo paso
Jose de Talavera, que junto a Cesar abrieron o descubrieron el rio.
La poza o contra más grande que nos encontramos

Pasamos bajo un par de puentes 
Antes de unirse al Arenal el desnivel se encadena y las piedras aguardan al piraguista nadador para darle un escarmiento.
Todavía me duele el hombro 
Silvia ya en el Arenal después de recibir las aguas del Pelayo
Jose
David
Cesar el otro dueño del río.
Cada sección del río tiene su propio encanto



   
Cesar en la presa final  
David
Aitor
David a continuación del salto de la presa
Mariano
Gonzalo en las ultimas paladas del paso
Silvia  finiquitando el descenso