lunes, 3 de diciembre de 2018

112. Salat, el huevo negro y Luciano Pavarotti

Junio de 2014. Después de algunos ríos franceses como el Brousset y L'Adour de Lesponne nos dirigimos hacia el este, en busca de la Cuenca del Salat,  un puñado de ríos de diferentes niveles concentrados en una zona relativamente reducida.

La vertiente francesa del Pirineo tiene el desnivel mucho mas acentuado que la del lado español.
Por fin llegamos a Couflens por donde pasa el Salat, sin conocer muy bien los diferentes tramos, puntos de embarque, desembarque y caudales. 

Después de una breve ojeada en algunos puntos del río ....

..... nos ponemos en remojo.

Embarcamos en Salau, unos 5 km mas arriba de Couflens.

Es una pena que el caudal esté bajo..

..pero es una ayuda para ser la primera bajada sin conocerlo.

Hasta llegar a Couflens encontramos algunos pasos sin excesiva dificutad con este caudal.....

Javi Yinyas en uno de los pasos mas marcados del recorrido. 

Nacho

Jimeno

Nada mas llegar a Cuoflens...

...y encontramos una presa donde Jimeno se dispone a asegurar.

Pedro por el lado derecho evitando el rebufo.

Javi Yinyas entrando en la contra tras pasar la presa.

Iñaki nos recibe ansioso por entrar en el rio.
A partir de aquí el grado se suaviza.

Dos nuevos kayakistas entran al río: Iñaki y Silvia

Pedro seguido de su hija Silvia saludan respetuosamente a los antepasados del pueblo.

Silvia

El principiante Iñaki en una peculiar nadada.
No puedo resistirme a contarlo.
Se coloca en posición de seguridad, nadando boca arriba con los pies por delante ligeramente flexionados, y por un inusual capricho del destino una piedra puntiaguda se queda entre las piernas y golpea donde mas duele......ufffff que dolor!!!
Resultado: un hematoma en un huevo o lo que es lo mismo, como si se trataran de figuras de ajedrez, un huevo blanco y otro negro. 

Comida en un lugar habilitado para acampar con vehículos.

Muy a mi pesar tengo que reconocer, como cualquier furgonetero que haya viajado fuera de España, que en el país vecino se preocupan por fomentar el disfrute de la naturaleza; tienen por todos sitios aparcamientos para autocaravanas o furgonetas en los que puedes pasar la noche sin que nadie venga a echarte o decirte donde puedes o no dormir.


Y mas todavía a mi pesar tengo que reconocer, como cualquier piraguista que haya viajado fuera de España, que en otros países se preocupan por fomentar el deporte en la naturaleza, en este caso han colocado carteles informativos de los ríos y sus diferentes tramos indicando incluso el grado.
Y sobretodo no viene ningún agente de la autoridad a pedirte permisos o declaración responsable para bajar un río, como pasa en España donde además hay que pagar por ello en la mayoría de las cuencas hidrográficas (en la del Ebro, la más interesante para nosotros, hace unos años que ya no se paga), mientras que en el resto de Europa se permite la navegación de piraguas libremente por los ríos.

De vuelta a nuestra maravillosa tierra esperando que algún día fomentemos el disfrute de la naturaleza como hace nuestro país vecino.

Y para relajarnos un poco, Jimeno, aficionado a la opera, interpretó durante mas de tres horas la parte de la obra Nessun Dorma de Giacomo Puccini mas conocida como "Vinceró" popularizada por Luciano Pavarotti.............ufffff que dolor!!!
Resultado: como si se trataran de figuras de ajedrez, una oreja blanca y otra negra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EHHHH!!!! Puedes dejar tu comentario pinchando en "comentarios"
con tu nombre, con. tu cuenta de google o como Anonimo